sábado, 23 de febrero de 2013

David Tennant en una entrevista en la que NO le preguntan por el 50 (¡milagro!)

Hoy mismo ha salido en The Times una nueva entrevista de David Tennant en ocasión del inminente estreno (4 de marzo, en ITV) de su nueva serie Broadchurch, en la que aparecerá otro conocido del universo whovian: Arthur Darvill.


Broadchurch es la adaptación de la serie sueca The Killing y trata de todos los problemas que aparecen en un pequeño pueblo costero después de que aparezca asesinado un niño de 11 años. Tennant interpreta al impasivo DI Alec Hardy, que investigará el caso junto a la DS Ellie Miller (interpretada por Olivia Colman); nuestro amigo Darvill hará del párroco del pueblo.
En la entrevista Tennant habla más de su personalidad y vida privada que de la serie o de cualquier trabajo (lo que ha sido una sorpresa, al menos para mí). Por supuesto, el "asunto Who" no pasa desapercibido y la periodista comenta que "es una pena" que sólo sea reconocido mundialmente por Doctor Who y no por cualquiera de sus otros papeles, alabando su versatilidad. David habla del gran privilegio que supuso ser el Doctor y de la gran responsabilidad de interpretarlo, cuando todo el mundo estaba atento a la serie y a su actuación; también afirma que sin su infancia whovian podría haber perdido su entusiasmo por el papel y que decidió irse cuando todavía lo disfrutaba y pensaba que "lo echaría de menos". Declara que sigue viendo la serie y que le encanta la "locura" de Matt Smith y afirma que todavía tiene varios de sus trajes de Doctor y su destornillador sónico, pero que "no hace tanto como los juguetes que puedes comprar, que hacen su propio sonido, el mío sólo se ilumina y desliza arriba y abajo" (deduzco entonces que tendría envidia de mi destornillador de juguete, ¡increíble!)

Siguiendo con el tema de su próxima actuación en la obra de Shakespeare Ricardo II, Tennant confiesa que considera el cine como algo "sabático" comparado al teatro y que, a pesar de la experiencia, sigue teniendo tanto miedo escénico que, en todas las obras, cinco minutos antes de actuar, se dice a sí mismo "nunca haré esto de nuevo. ¡Esto es estúpido! Trabajaría mejor en una tienda. ¡Esto es horrible!". También habla de una peculiar técnica para relajarse antes de salir al escenario, que es ventosear (habéis leído bien, ¿alguien se acuerda de los Slitheen?), porque parece ser que debido a los ejercicios respiratorios se baja demasiado el diafragma, se acumula el aire en el cuerpo y... ¡hay que expulsarlo de alguna manera!
Nos habla también de su infancia friki, monopolizada por Doctor Who, los superhéroes y los grupos musicales como Simple Minds, aficiones que le condujeron a que un (imbécil) le pegara un puñetazo por ser un "rarito". Y lanza esta maravillosa declaración que da fuerzas a frikis como yo: "Soy todavía un friki, no pienso que haya nada malo en ello. No veo vergüenza por tener una insana obsesión con algo" (muero de amor)
La entrevista continúa con temas más personales, explorando el potencial de Casanova que tiene hoy en día Tennant con el sexo femenino, que él niega diciendo que su primer beso fue con diez años "pero que después hubo una larga sequía" y que nunca consideró tener sex-appeal con las mujeres (yo creo que después de su lista de ex y la de fans de su cuerpo debería replanteárselo). En cuanto aparece el nombre de Georgia Moffet (su mujer) en la conversación y el de sus hijos Tennant recula pero termina confesando que "por supuesto que cambio pañales" y que tiene muchas ganas de que llegue su segundo hijo (se anunció a principios de enero que Georgia estaba embarazada de nuevo).
Para terminar de enamorar al personal David cuenta que cuando tiene tiempo libre se encierra en su casa con dvd's de series para ver y que ahora está con Damages y la versión americana de The Office (donde actuó en la última temporada, si no me equivoco, Catherine Tate), teniendo pendiente Game of Thrones. Admite que desearía tener más tiempo para leer, que le encanta cocinar (Georgia es la mujer más afortunada del mundo me parece a mí) y que le gustaría tener talento para la jardinería, pero que por mucho que lo intente nada de nada y es su padre el que tiene que ayudarle cada vez que baja a Londres.

Y sí, señoras y señores, no le han preguntado por el 50 aniversario de Doctor Who aunque sacaran el tema de la serie y haya más motivos que nunca (Moffat hablando de ello, Gatiss rodando la peli sobre Hartnell, la séptima temporada al lado...). Ruaro, ruaro. ¿Se habrá cansado la prensa de no obtener nada de su boquita? ¿O quizá se prohibió expresamente cuando se concertó la entrevista cualquier pregunta sobre el tema? No sé por qué, pero a mí me da que es la segunda... (a buen entendedor sobran las palabras).

Fuente: The Times (link sólo válido para suscriptores, tenéis la entrevista entera gratis aquí)

2 comentarios:

  1. Muchas gracias, Wallo. Genial la entrada! Y sí, me apuesto mi caja de especiales de DW que la pregunta estaba prohibida bajo contrato previo... Cada vez tienen más miedo de que se sepan cosas...

    ResponderEliminar
  2. Ese David...como que me enamore otra vez x3

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...