domingo, 14 de septiembre de 2014

Listen (by Lya)

Pues no tengo mucho que decir al respecto de Listen, más allá de que fue un capítulo redondo. Y que Moffat ha vuelto a dar una lección, ha vuelto a jugar con nosotros y nos ha demostrado una vez más que es el mejor a la hora de explotar la ternura y los misterios que encierra la figura del Doctor. Quizás ahora comenzamos a ver el por qué de dar una vuelta de tuerca a aquello que pasó pero no pasó. Gallifrey, me refiero. Ese Gallifrey por el que me preguntaba desde que comenzó la temporada y que ha aparecido del modo más imprevisto y más absolutamente maravilloso. Cómo nos engañó, nos toreó y nos llevó de nuevo hasta donde el quería. Qué grandeza, oiga. 

Poco más se puede decir. Me interesa la figura de Danny Pink y no creo para nada que sea un nuevo Mickey, empezando porque entre este Doctor y Clara va a ser que no hay lo mismo que entre aquellos Doctores y Rose. Va a ser que hay diferencias.


Hablando de Rose, si estuviera en modo paranoico rollo '50 aniversario' diría que ese Clara Pink me parece una referencia muy clara, nunca mejor dicho, a Rose. Pink, rosa, rose. Pero eso, no estoy en modo paranoico, el aniversario ya pasó, Rose -o lo que fuera- ya volvió, y Clara Pink también se parece a la marca de trajes de novia Rosa Clará. Por si no lo sabías, Steven, corazón. 

En cuanto a Capaldi creo que este ha sido el primer capítulo en el que he conectado de verdad con él. Me gustó que fuera pero no fuera pero sí fuera el protagonista del asunto, no sé si me entendéis. Que fuera Clara quien llevara el peso de la narración y que al final, todo, tratara sobre él. Una pobre alma asustada que vaga por el espacio y que no acaba de reconocerse tras todo lo que pasó el año pasado. Es un Doctor desconcertado. Un nuevo Doctor. 

Y poco más. Que viva Moffat y que viva Listen. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...