lunes, 10 de diciembre de 2012

The voyage of the damned

Escribía mi compa Caléndula ayer sobre los especiales de Navidad de Doctor Who, precisamente cuando yo acababa de visitar el Titanic espacial. Y todos los whovians ya sabéis de lo que hablo. Si no, uno, no sois whovians, dos, quedaos y seguid leyendo que así os enteráis. Eso sí, voy a soltar mogollón de spoilers. Procedo. 

4x00 The voyage of the damned, el especial de Navidad del año 2007. Aunque suene repetitivo tras la entrada de Caléndula, tengo que escribir sobre este capítulo por varias razones, la más importante de ellas, y muy al hilo de la última entrada de Drolope (OMG!) es que en este episodio se puede contemplar, en mi humilde opinión, al David Tennant más guapérrimo, monérrimo, y demás -érrimos. Cómo le queda el smoking, señores. Cómo. 

Así, le queda así de bien.

Como yo no soy la única mortal con ojos en la cara, dando un garbeo por la red he encontrado sitios especialmente dedicados a esos dos conceptos: David Tennant, smoking. O tuxedo, como dicen ellos. Si estáis de pie, sentaos, que voy...

Oh my Goood...

Y ahora me pongo un poco más seria. Durante la grabación de este episodio, en el verano de 2007, la madre de Tennant falleció. No puedo dejar de preguntarme si su actuación, especialmente intensa, especialmente emotiva, no tuvo que ver con ese hecho. Pero tampoco quiero teorizar con ese tipo de cosas tan personales. Chi lo sà? El caso es que, pese a que Tennant está superlativo, The voyage of the damned, para mí, que soy así de tiquismiquis, es un episodio extraño, con un guión bastante raro. Dos motivos:

1- Existen pocos acontecimientos históricos tan atrayentes y fascinantes como el hundimiento del Titanic. Por lo que supuso como desgracia en sí misma, pero también, está claro, por su relevancia como símbolo del fin de una época y de la incapacidad del hombre para sobreponerse y vencer a eso que se llama destino, suerte, o, simplemente, naturaleza. Por eso, no era de extrañar que en una serie como Doctor Who acabara apareciendo, pero, con sinceridad, no puedo dejar de preguntarme si no había otro modo de hacerlo.

Comprendo que las susceptibilidades, aún un siglo después, siguen abiertas, que hay familiares, y que culpar a unos marcianos del hundimiento, por ejemplo, hubiera sonado a chufla. Lo mismo que el Doctor lo presenciara sin hacer nada para remediarlo. Es complicado ser un viajero en el tiempo, no me digáis que no. En fin, que tal vez y dicho todo esto, a los guionistas no les quedó otra que inventarse un barco estelar, bautizado como Titanic, en honor del más famoso de los barcos de la Tierra, por una serie de ricachones que no se sabe muy bien de dónde han salido, y que tienen menos idea de la historia terrícola que yo de física cuántica. Raro.

2- Los malos. Una especie de weeping angels horteras, dominados por un señor, que se sabe que es el malo desde el minuto uno. Ángeles dorados que vuelan y que protagonizan con el Doctor una de las escenas más desconcertantes que he visto en esta serie, la de la ascensión. En el día de Navidad. ¿El Doctor necesitaba ese momento tan extraño, tan religioso, tan solemne? Yo creo que no, que no va con su esencia. De hecho, levantó críticas por todo UK y hasta la iglesia anglicana hubo de pronunciarse sobre el asunto. Raro.

Pero para que no digáis que soy muy criticona, también tengo cosas buenas que destacar de este capítulo. Voy:

1- David Tennant en smoking. AH, que ya lo he dicho... Vale, vale. Ejem.

2- Kylie Minogue. Para los que ya tenemos una edad, Kylie es mucha Kylie. Si me pusiera cursi, podría decir que hasta es parte de nuestra vida, desde sus inicios ochenteros hasta su vuelta triunfal hará como diez o más años. Total, que aunque la pusieron a escurrir -también- por este papel, yo no puedo criticarla. Porque, además, no me parece que lo haga mal. Creo, eso sí, que el personaje de 'chica solitaria y triste a la que el Doctor rescata para ofrecerle unos viajecitos espaciales' estaba ya un poco manido, pero tampoco me hagáis mucho caso, es la envidia la que habla. En fin. Kylie me parece estupenda, angelical y le queda genial a Tennant (reconozcámoslo aunque DUELA: le van las rubias).

3- Ese momentazo de tres lineas dichas como quien no quiere la cosa, que me parece mucho más bonito y mucho más propio de un día como el de Navidad que la ida de olla de la ascensión: Oh, it's a long story, I was there, I got the last room. Todos sabemos a lo que se refiere, todos nos quedamos con las ganas de saber más. Todos sabíamos que el Doctor TUVO que estar allí. Todos YA a poner una TARDIS en el Belén. 

4- La música. No sé si porque es mi temporada favorita (pese a Martha, sí), pero la música de la tercera, by Murray Gold,  me parece especialmente hermosa. 'This is Gallifrey, our childhood, our home', me emociona hasta las lágrimas, y las canciones del especial de Navidad me parecen también fantásticas: 'My angel put the Devil in me'  y, sobre todo, 'The Stowaway', el polizón, un villancico ya imprescindible en la Navidad de cualquier whovian:

 

Y, en fin, soltado todo este rollo, y aunque habrá más oportunidades, os deseo desde ya y con The Stowaway de fondo, una especial y feliz Navidad. Y además os dejo un regalito:

Queridos Reyes Magos, no os escribo carta, mejor os mando la foto directamente....

3 comentarios:

  1. Me declaro muy fan de esta entrada!

    He aprendido un montón de cosas sobre el capi que no sabía. Lo de que muriese su madre es una pena, pero hay que ver lo guapo que estaba!! El esmoquin le sienta genial, y a partir de ese capi, y durante toda la temporada con Donna, se puso un peinado que uuuuf *_*

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Por qué no había leído esta entrada antes, si VOTD es uno de mis especiales favoritos? (era mi favorito al menos hasta que llegó Moffat, que los hace mejor que RTD, en mi opinión). Estoy contigo Lya, Tennant con esmoquin es mucho Tennant! Y me gusta que esté Kylie (su personaje no, porque además no me gustaba que el Doctor estuviera tan happy después de que Martha se fuera, pero en fin...), y el argumento y todo, es genial!
    Y respecto a Murray Gold, de acuerdo con todo, la 3ª tiene una gran bso, mi favorita junto con las de la 4ª, 5ª y 6ª (en general amo todas), y esta canción no la recordaba, cuándo suena en el episodio?
    Gran entrada Lya!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...